Imprimir

ENTREVISTA A FRANCISCO NARLA

Escrito por javier Yuste González on . Escrito en Bibliografía

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

LAS ENTREVISTAS DE JAVIER YUSTE.

Presentamos a Francisco Narla (Lugo, 1978) en HRM con motivo de la publicación de su anterior novela histórica «Ronin» (Temas de Hoy, 2013), en la cual nos echábamos, a través de dos personajes distintos pero predestinados a encontrarse, a las procelosas aguas del Japón, acompañando a la embajada Keicho encabezada por Hasekura Tsunenaga, que arribó a España y el Vaticano a comienzos del s. XVII.

1

Copyright: La Voz de Galicia/SantamarinaVIGOFOTO

Hoy tenemos nuevamente la oportunidad, algo que agradecemos una enormidad, de que Francisco nos conceda un poco de su tiempo para comentar algunos aspectos de su última obra, «Donde aúllan las colinas» (Planeta, 2016), un relato bien diferente y que es protagonizado por un lobo que se topa con los hijos de la Gran Loba, de Roma.

Francisco, la novela «Donde aúllan las colinas» nace de una historia real que te contó un anciano en una taberna gallega, de un pueblo perdido entre las agrestes y casi inaccesibles montañas del interior de la Comunidad. La historia de un alimañero cuya partida, en un momento dado durante los primeros instantes del fin de la guerra civil 1936-39, se ve perseguida por un obstinado, vengativo y gigantesco lobo, corriendo tras las huellas de aquellos hombres que habían dado muerte a su pareja. Sin embargo, has trasladado esa historia a un momento, muy distinto, en el que Julio César estaba en tierras galáicas. ¿Qué te llevó a realizar tal giro histórico y ambiental? ¿Te habrías atrevido a escribir esta historia en su ambientación original?

Lo hice porque quería hacer la novela más universal. No deseaba centrarla en un conflicto únicamente español; quería, digamos globalizarla; porque la novela es un reflejo de la lucha entre el hombre y la naturaleza, y el hombre, en occidente, es hijo de Roma. Roma y su sombra me servían para ampliar los horizontes de la novela y Roma me permitía conectar de manera muy directa presente y pasado. Al fin y al cabo, Roma sigue presente en nuestros días y creo que eso le da a la novela un valor especial.
No es cuestión de atreverse o no, creo más bien que es cuestión de elegir la mejor manera de contar una historia. Puedo haberme equivocado y siempre es necesario afrontar el error con humildad y ganas de seguir aprendiendo, pero, como acabo de mencionar, creo que la elección fue acertada.

Sin duda, la presencia de Julio César en tierras íberas daría para muchas novelas y monografías.

Por supuesto, además, yo creo que es un hecho poco conocido, algo que me atrajo para utilizarlo en la novela. Y no solo porque estuviera en más de una ocasión o porque viviese en la actual España algunos de los momentos determinantes de su vida, sino también porque algunos de esos instantes cambiaron el curso de la historia, como el desenlace de la guerra civil en Munda, donde derrotó al fin a los fieles a Pompeyo.

¿Qué es lo que más te ha costado de escribir esta novela?

La síntesis. Es una novela muy ajustada en su trama y en sus páginas. Con un tempo muy peculiar y una estructura que se simplificó a propósito.
He repetido en muchas ocasiones que, aun siendo mi novela más corta, es la que más trabajo me ha dado. Es una novela que aspira a vivir mucho más allá de sus páginas, y es una novela en la que dejado sangre y tripas, remiendos de mí mismo, y hacerlo supuso un sacrificio notable.

¿Qué cambiarías de la novela? ¿Te has dejado alto en el tintero?

Quizá los años me den otra respuesta, pero, por el momento, nada. Me siento muy orgulloso de la novela, sin embargo, es cierto que el paso del tiempo me ha traído siempre consejos sobre mis novelas. Supongo que, con los años, descubriré que podía haberlo hecho mejor.

2

Has dicho que, gracias al éxito de público, has podido volver a vivir en el campo, lejos de las ciudades. Tu novela tiene mucho de amor por la naturaleza, te recreas describiéndola; por lo que he de preguntarte por los paralelismos entre la obra de Jack London, en cuanto a su enfoque, y esta novela en concreto.

Bueno, he leído a Jack London, y era inevitable que supusiera una influencia. Sin embargo, debo decir que no fue ese uno de los propósitos de la novela. Jack London está presente igual que lo está Gordon, Figueroa, King, Waltari y muchos otros, porque al escribir devuelvo a las páginas lo que robé de ellas como lector, y ese es un aspecto maravilloso del vínculo que se crea entre el contador de historias y el que las recibe.

Como escritor de aventuras, pues ya dejaste claro que no te gustaba eso de escritor de novelas históricas, se aprecia en tu trayectoria que aunque la Historia en sí tiene un eje, pero nunca has repetido tema, aún cuando las tierras gallegas siempre han estado presentes.

Sí, es cierto, prefiero pensar en mis cuentos como aventuras, y es cierto que no he repetido decorado histórico, pero eso es porque llevo pocas novelas, con el tiempo no me quedará más remedio…

Siempre has sido un escritor muy trabajador. Desde que te conozco, mientras estas de gira, ya estás trabajando y avanzando en tu próxima novela. Y siempre has sido bastante reservado al respecto. Me voy a arriesgar y apostar a que estás ambientando tu nuevo trabajo en la Baja Edad Media. ¿He acertado?

Pues digamos que casi. Estoy trabajando en dos proyectos, en uno hay cierta relación con la Baja Edad Media, es cierto, pero solo de un modo paralelo, y en el otro nos vamos hasta el siglo XVIII. Pero basta con que tengas un poco de paciencia, estoy seguro de que irán apareciendo en las librerías a su debido tiempo.

Gracias, de nuevo, Francisco por tu tiempo y, desde HRM, te deseamos lo de siempre: muchos éxitos y que podamos contar contigo una vez más.

 

Saludos.

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

No tienes permiso para dejas comentarios

Download from BIGTheme.net free full premium templates